fbpx

¿Quieres aprender a vender tu propio curso online? Estás en el lugar indicado, hoy te enseñaremos a cómo hacerlo.

Pero antes de explicarte todos los pasos necesarios, te diremos cuál es el objetivo de esta guía que hemos preparado para ti.

El objetivo

El objetivo principal de este tutorial es sencillo: Enseñarte todo lo que necesitas saber para tener ventas con tu curso online.

Por desgracia, demasiada gente empieza a “vender” sin saber lo que está haciendo. Esto suele costarles $1.000 (o más) en publicidad en Facebook sin resultados. Este libro es para aquellos que ya tienen un curso y desean aprender a venderlo por su cuenta, sin usar mercados online como Udemy. También es para las personas que quieren construir sus propios cursos pero no saben por dónde empezar.

Te mostraremos cuáles son los pasos a seguir:

PasoAcción
1Utilizar una oferta gratuita (poderosa) para conseguir clientes potenciales
2Crear un landing page de alta conversión para esa oferta gratuita
3Definir el precio de tu curso
4Entender cómo construir un embudo de correo electrónico de 5 días que convierta al usuario visualizador casual en un cliente de pago
5Crear una página de venta que venda a toda hora
6Utilizar su embudo/funnel para llenarlo de clientes potenciales

Al final, entenderás que se trata de saber demostrar lo que tienes que ofrecer a la gente, porque una vez que lo has demostrado, la “venta” se vuelve bastante sencilla.

Paso #1 — Utilizar una oferta gratuita (poderosa) para conseguir clientes potenciales

Las personas dudan en comunicarse con cualquiera, incluso si tienes la clase ideal para ellos. Es por ello que, hoy en día se ve a tanta gente ofreciendo un ebook gratuito (o algo similar) a cambio de una dirección de correo electrónico, para poder establecer formalmente una “relación con el cliente” y ponerse en contacto con él más adelante para discutir sus necesidades.

Sin embargo, solo el 90% de estos ebooks consiguen alguna conversión. Dado que, no ofrecen al mercado objetivo nada de valor. Es por ello que, es fundamental investigar primero tu mercado objetivo. Debido a que debes identificar su principal problema antes que nada.

Entonces, una vez que se haya reconocido el problema, se creará una oferta gratuita para ayudar a resolverlo. Al mismo tiempo que le pide su correo electrónico. De esa forma, comenzará a recibir clientes potenciales de esa manera.

Por ejemplo, en un curso…
  • De adiestramiento de perros para casos difíciles, querrá ofrecerles la técnica más eficaz para que los perros dejen de ladrar de inmediato.
  • Culinario para personas que no saben cocinar, los tres principales platos principales durarán menos de 10 minutos.
  • En el que se enseñe a la gente a mejorar sus habilidades para las citas en línea, querrás darles las palabras adecuadas para usar en su perfil.

La lista puede continuar durante varias páginas, pero tenga en cuenta que el objetivo en este momento es ayudarles a resolver su problema más constante.

No hay necesidad de exagerar y ofrecer más que esto, ya que sería excesivo.

Pero, al mismo tiempo, hay que darles algo que realmente les ayude. Ya que, esto no solo generará un gran número de clientes potenciales en poco tiempo, sino que también les demostrará que sabe lo que está haciendo.

A partir de ahí, el resto del proceso de venta es sencillo.

Para resumir:
  1. Invierte tiempo en investigar a tu consumidor objetivo y averiguar cuál es su principal problema. Es fundamental tener ese problema en mente en este momento. Dado que, tendrás la oportunidad de resolver una dificultad de ellos inmediatamente. Entonces, habrás empezado con buen pie.
  2. Para comprobar que la oferta gratuita tiene sentido puede usar la fórmula básica de: ¿[Problema]? Toma mi [oferta gratuita] y mira [resultados]

Paso #2 — Crear un landing page de alta conversión para esa oferta gratuita

Ahora que tenemos el regalo listo, es el momento de configurar su landing page para que “venda” su oferta gratuita.

Si se le pide a alguien su dirección de correo electrónico a cambio de un obsequio, debe “venderlo” como si hubiera una transacción monetaria.

Por eso es fundamental tener un landing page distinta para esto. Sin embargo, no debe resultar con un diseño muy excesivo. Algunas personas creen que las conversiones solo se centran en el diseño pero no es así. Ya que, básicamente tu landing page necesita esto:

  • Un título que atraiga inmediatamente la atención del lector.
  • 3 beneficios que da su oferta gratuita.
  • Un call-to-action que muestre a las personas el siguiente paso.

Eso es, realmente, todo lo que hay que hacer.

Después de eso, tal vez quiera ir un poco más allá e incluir algunas imágenes o testimonios. Sin embargo, con los puntos principales que mencionamos anteriormente es suficiente.

Para resumir:
  1. Es hora de construir una landing page que “venda” su artículo/oferta gratuita- Debemos asegurarnos de que está lista.
  2. No se preocupe por el diseño hasta el punto de que cause más daño que beneficio. Simplemente asegúrese de que tiene una entrada pegadiza: 3 viñetas que describan los beneficios de su oferta gratuita y una llamada a la acción al final que muestre al lector cómo continuar.
  3. Nunca es mala idea poner a prueba la landing page antes de continuar. Generalmente es una buena idea probarla y asegurarte de que tienes una tasa de conversión del 5% antes de seguir adelante.

Paso #3 — Definir el precio de tu curso

Elegir el precio de un curso online es difícil. No ganarás mucho si pones un precio demasiado alto, pero si lo pones demasiado bajo infravalorarás tu producto y limitarás tu potencial de ganancias.

Varias personas suelen pensar:”Nadie querrá mi curso, por lo tanto le pondré un precio bajo”. Pero hacer esto te perjudica más de lo que crees, e ilustra una falta de confianza en tu propio producto.

Entonces, ¿cuál es el precio ideal? La respuesta es: Depende. No obstante, dentro de esa relativización, le ayudaremos a elegir el mejor precio.

Es necesario que se asegure que su precio cumpla lo siguiente:

  1. Atrae a estudiantes de calidad y comunica valor.
  2. Tiene un margen de beneficio suficiente para los afiliados y los gastos de marketing.
  3. Sin sacrificar demasiado sus ganancias, puede ofrecer descuentos, y
  4. Le proporciona la capacidad de ganar un ingreso suficiente.
  5. No le hace caer en la trampa de intentar producir un producto caro.
  6. No es mucho dinero para los estudiantes que no conocen su marca.

Asimismo, le presentaremos algunos motivos por los que debería incrementar o bajar su precio para que tome su decisión final.

Razones para incrementar su precio:
  • Tiene poca competencia en su nicho
  • Su tema es muy técnico y no es fácil de aprender
  • Enseña métodos con los que los estudiantes se ahorran tiempo y dinero
  • Su curso incrementa el potencial del alumnado
  • Es líder en el mercado
  • Tiene un gran valor de marca
  • Cuenta con una gran audiencia y fans
  • La técnica de enseñanza es única y superior a la de los competidores
  • Incluye material adicional y sesiones 1-1
Razones para bajar su precio:
  • Aún no ha establecido su público objetivo
  • La habilidad que enseña no es muy valorada
  • No tiene capacidad necesaria para crear buenos cursos
  • Su curso es parecido al de los competidores

Con esta información será más que suficiente para elegir el precio ideal para su curso online.

Paso #4 — Entender cómo construir un embudo de correo electrónico de 5 días que convierta al usuario visualizador casual en un cliente de pago

Bien, ahora que tenemos una lista de clientes potenciales que han demostrado interés en su oferta, es el momento de conseguir que se interesen lo suficiente como para convertirlos en compradores.

Hay muchos métodos para conseguirlo, en esta ocasión le presentaremos dos.

Enfoque # 1: Construya una audiencia primero, venda después

Para empezar, debe crear un grupo de seguidores. Después, una vez que haya construido un número considerable de seguidores, convierta su lista de clientes potenciales en clientes de pago una vez que se hayan unido a su empresa por primera vez.

Puede parecer difícil al principio pero luego no será así.

En otras palabras, la fórmula que debes seguir siempre con este enfoque es:

Día 1- Engagement.

Aquí no se habla de ventas; es simplemente un gancho que presenta (sutilmente) tu nuevo producto o, como mínimo, un problema que va a resolver.

Día 2- Engagement.

El día 2, al igual que el día anterior, debes seguir manteniendo tu atención en el cliente potencial. No debes mencionar tu producto todavía (ya que esto hará que se pongan las defensas y huyan).

Día 3 — Engagement para ventas. 

Ha llegado el momento de presentar su producto sin exagerar en la venta. Se empezará a hablar de él lo antes posible. Esto se hace generalmente con un breve “P.D. Mañana le demostraré algo que puede solucionar esto”

Día 4 — Ventas Soft. 

Esta es la primera vez que hablará de su producto y, aunque no será un “hard selling”, querrá hablarles de él y tener un discurso de venta más suave. Este día no habrá grandes ventas, pero querrá hacer que piensen en él.

Día 5 — Ventas Hard.

Este día se trata de vender, por lo que querrás comunicar algo importante al principio (o de lo contrario rebotarán de inmediato), pero después de eso – debes darles a conocer tu oferta. Esto es lo más difícil, pero una cosa que debes recordar es que sin algún tipo de urgencia, nadie pasa a la acción. Las mejores 2 formas son las siguientes:

1. Inscripciones de última hora (por ejemplo, el curso sólo está abierto hasta el viernes a las 23:59)

2. Descuento por tiempo limitado (por ejemplo, obtenga 50 dólares de descuento si se inscribe en las próximas 48 horas)

Deberías adoptar la misma estrategia si no tienes un curso o si estás empezando desde cero y tienes clientes potenciales por correo electrónico que ya te conocen y no han comprado tu producto en el pasado, o se han unido a tu lista antes de que tu curso estuviera disponible.

Ahora veamos el siguiente enfoque:

Enfoque #2 — Evergreen funnels

Estos son los embudos que los propietarios de negocios en línea consideran el “santo grial”, ya que pueden construirse una vez y utilizarse repetidamente.

Hay varias alternativas para crear estos embudos, como ocurre con cualquier otra cosa.

Los cursos gratuitos por correo electrónico son siempre más eficaces que cualquier otra cosa.

Como en el enfoque #1, nunca debes ofrecer el curso (de pago) al principio.

Y la forma más fácil de conseguirlo es con una fórmula sencilla de:

Día 12345
AccionesIntro, overview, clase 1Clase 2Clase 3Clase 4 Ofrecer tu curso

En otras palabras, 4 de 5 días su curso deberá estar dedicado por completo a la enseñanza, y el quinto día debería describir su oferta completa y cómo puede ayudarles.

Para resumir:
  1. Una vez identificados los clientes potenciales, es fundamental convertirlos en consumidores de pago.
  2. El mejor tipo de embudos de correo electrónico son los de 5 días, ya que son lo suficientemente largos para transmitir el mensaje, pero lo suficientemente cortos para mantener el interés durante todo el tiempo.
  3. Hay dos métodos distintos para hacerlo.
Enfoque #1 — Cree una audiencia y luego siga con un embudo de 5 días después de haber reunido un gran número de clientes potenciales. 

Lo harías proporcionando un imán para clientes potenciales (por ejemplo, un libro electrónico) y haciendo un seguimiento posterior con el destinatario. Esto no sería un embudo automatizado de inmediato, pero puede utilizarlo de nuevo para los clientes potenciales que no compraron su producto durante la primera vuelta (es decir, después de completar un curso de correo electrónico),

Enfoque #2 — Regala un curso gratuito por correo electrónico y luego vende uno avanzado. 

Esto sólo funciona si usted tiene un curso que ya está disponible para vender, y esta opción es muy eficaz, ya que es de hoja perenne, por lo que va a vender para usted en todas las horas del día. Si usted utiliza este enfoque, no hay necesidad de una oferta gratuita porque el curso de correo electrónico actúa muy bien como uno y un embudo de correo electrónico.

Paso #5 — Crear una página de venta que venda a toda hora

Así, la etapa final de todo embudo de ventas es siempre una página de ventas.

Sin embargo, cuando no se utilizan correctamente, pueden causar mucho más daño que bien.

Su funnel ya debería haber hecho un excelente trabajo de explicación de todo, y todos los compradores interesados deberían estar listos para actuar justo después de su curso.

Por lo tanto, una carta de ventas muy larga sólo será un obstáculo y podría suponer una pérdida de ingresos.

Si se toma esta opción, suelo hacer una breve landing page que recapitule la oferta del curso en una página separada, y luego ofrece una llamada a la acción para dar el siguiente paso y pagar por el curso.

En cambio, si se utiliza una estrategia de embudo convencional y se ha creado una audiencia primero, es mucho más sencillo. Ya que, una página ventas sera algo que necesitará usarlo.

Esto se debe a que, cuando se construye un embudo de correo electrónico para esta situación, el principal objetivo del correo electrónico es conseguir que la gente haga clic en un call to action (CTA).

La llamada a la acción (CTA) redirigirá a los visitantes a una página de ventas, que se encargará de “vender” por ellos.

En pocas palabras, si estás creando un embudo evergreen, no utilices una carta de ventas de formato largo ya que hará más daño que bien.

Sin embargo, si está proporcionando un nuevo producto a clientes potenciales existentes o incluso uno antiguo a clientes potenciales que lo rechazaron la primera vez (es decir, después de tomar su curso gratuito hace meses);entonces, se requiere una página de ventas (casi una obligación).

Paso #6 — Utilizar su embudo para llenarlo de clientes potenciales

Así que, ahora que ha completado todo su embudo de ventas, es el momento de volver al aspecto más crucial con el que muchas personas luchan.

Tener tráfico de calidad que visite su landing page que definitivamente es un gran reto. Para ello hay 2 vías.

1. Blogging:

Mucha gente te dirá que el blogging (o cualquier otra forma de marketing de contenidos) es el camino a seguir porque te permite compartir tu experiencia primero, y luego tratar de iniciar una relación (a través de la actualización de contenidos) después. Y es verdad. No obstante, toma tiempo construir tu audiencia y si no quieres esperar mucho el marketing de contenidos no es la mejor ruta para ti.

2. Publicidad pagada:

Por otro lado, tienes la publicidad de pago que ayuda a acelerar el proceso, pero también es costosa y reduce tu rentabilidad.

Para resumir:

  1. Empiece por crear un blog para su público objetivo.Si estás construyendo un embudo de ventas evergreen por primera vez, este blog abordará el problema más común que he discutido antes. Y si estás empezando con el objetivo de crear una audiencia primero, no tiene que ser tan intensivo; sin embargo, todavía quieres proporcionar algo que resuelva un problema para ellos.
  2. Una vez que hayas creado este blog, publícalo, compártelo en Facebook y promuévalo.
  3. Sólo asegúrese de proporcionar una llamada a la acción al final, para que algunas personas puedan inscribirse ahora mismo.
  4. Una vez que un número suficiente de personas haya leído la entrada de tu blog, vuelve a dirigirte a ellos con un anuncio (dirigiéndolos a su landing page) para todos los que hagan clic en él.

Y adivina qué?

Ahora estás listo para vender tu propio curso. Eso es todo en pocas palabras, pero sé que hemos dado mucha información, así que recapitularemos rápidamente todo.

Cómo hacer un embudo de ventas para tu curso en 7 sencillos pasos

Paso #1 — Crea una oferta gratuita a cambio de su correo electrónico. 

Si estás en medio de la elaboración de un curso y sólo quieres hacer crecer tu audiencia primero, utiliza un lead magnet (eBook) como gancho. Si estás construyendo un embudo de hoja perenne, ofréceles un curso gratuito por correo electrónico que aborde un problema inmediato.

Paso #2 — Crea un landing page que “venda” tu oferta gratuita.

Una vez más, no te preocupes demasiado por el diseño ni nada por el estilo; suele hacer más daño que bien.

Paso #3 – Definir el precio de tu curso.

Puede resultar complicado pero siempre hay que asegurar que el precio refleje el valor de tu curso.

Paso #4 — Cree un artículo de blog que su público objetivo encuentre atractivo.

 Si está empleando la estrategia de evergreen funnel, su mejor opción es crear una entrada de blog que aborde un problema inmediato para ellos. Sólo asegúrate de incluir una llamada a la acción en la conclusión para que puedas dirigir a los visitantes a tu página de aterrizaje.

Paso #5 — Comparte tu blog en Facebook.

Luego impulsa tu publicación a un público objetivo personalizándola para las personas adecuadas.

Paso #6 — Después de haber recibido una gran cantidad de interacción en su artículo del blog.

Configure un anuncio de retargeting para todas las personas que hayan leído su blog pero que no hayan optado por la actualización de su contenido gratuito.

Paso #7 — Deja que tu embudo funcione en piloto automático, aprovecha el dinero, pero no te olvides de asistir a tus alumnos. 

Recuerda que ellos son los más importante, no todo es sobre dinero.

Paso #7.5 —Intente enviar a sus suscriptores al menos una vez a la semana, si es posible.

Manténgase al tanto de ellos después de que se hayan inscrito en su curso (incluso si no se inscriben de inmediato), de modo que pueda mantenerse en contacto y alentarlos a comprar cuando vuelva a ofrecer su curso más adelante (idealmente de 4 a 6 meses después, y es cuando utilizaría el otro embudo).

Bonus hint: Si creas un embudo de 5 días, obtendrás ventas; pero en el sexto día, puedes enviar un correo electrónico de preguntas frecuentes (a cualquiera que no haya comprado), seguido de un breve vídeo de formación que, con suerte, resuelve cualquier problema que pueda quedar, y a menudo conduce a una o dos ventas.

¡Eso es todo!

es_ESSpanish